Ni retirada, ni derrota, ni disciplina, el Toro sigue en la carrera

FélixSalgado

 

No es lo mismo ser ciudadano común a tener cargo, fuero y recursos económicos, eso puede ser la causa del regreso al Senado de Félix Salgado Macedonio, que solo estuvo de licencia cerca de un mes.

 

Lo que es seguro es que no existe retirada, ni regaño, ni declinación, la estrategia no funcionó o funcionó, solo el o ellos lo saben, porque la mayoría nos fuimos con la idea de que su licencia como Senador era un escape de obligaciones legislativas y de representación para tomar de lleno el trabajo de precampaña.

 

Pero se percibe que es mejor llegar al ciudadano como representante popular, que puede gestionar, que puede proponer, que puede ser interlocutor, que tiene salario, y no llegar a las comunidades sin fuero, sin cargo y sin salario para gastarlo en recorridos que son muy onerosos.

 

También la representación de Senador que ostenta le posibilita acercarse con el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en las visitas que tenga al estado de Guerrero o por la Comisión legislativa que preside, estar cercano a quien puede definir quien puede ser el candidato al gobierno de Guerrero.

 

Por eso aquellos que digan que el Toro sin Tuercas ya no va, que los disciplinaron que su regreso denota una derrota, creo que están equivocando el pronóstico, Salgado Macedonio fácilmente no va a tirar la toalla, no dejará o echará por la borda las encuestan que lo ubican por arriba de cualquier aspirante que buscan ser candidatos, dígase de Morena, el PRI o el PRD,  todos están muy lejanos de alcanzarlo y no será tan fácil disciplinarlo, porque puede ser una de las últimas oportunidades que se le presenten para llegar a ser gobernador del Estado de Guerrero.