facebook Interés General Sociedad

Matan a Aldrin Rodríguez portero de Espinalillo; hieren a su hijo de 3 años

Matan a Aldrin Rodríguez portero de Espinalillo; hieren a su hijo de 3 años
  • Publishedenero 31, 2016

• El país vive una larga noche con la escalada de violencia sin fin, dicen al sepultarlo

• Suman cuatro homicidios en cuatro días en Coyuca de Benítez, entre ellos el ganadero Bernardo Galeana la madrugada de este sábado 16 

 

El joven Aldrin Rodríguez Martínez, portero de la selección de primera fuerza de futbol de Espinalillo fue asesinado la noche del martes 12 de enero pasado de dos balazos en la cabeza de una pistola calibre 9 milímetros cuando se encontraba en un taller mecánico en la colonia Lázaro Cárdenas, mejor conocida como La Laja, de la ciudad cabecera municipal de Coyuca de Benítez.

En los hechos ocurridos alrededor de las 11:30 de la noche de ese día, resultó gravemente herido su hijo de apenas tres años de edad que fue trasladado de inmediato al hospital general de Coyuca de Benítez. Aldrín Rodríguez Martínez, era hijo del periodista Juan Francisco Rodríguez Ríos, corresponsal de El Sol de Acapulco y del Diario Objetivo de Chilpancingo en Coyuca de Benítez, asesinado la noche del 28 de junio de 2010, junto con su esposa María Elvira Galeana Hernández en un café internet de su propiedad.

El futbolista, de apenas 24 años de edad, fue sepultado la tarde de este jueves 14 de enero en el cementerio de su natal Espinalillo, donde se realizó una misa de cuerpo presente oficiada por el sacerdote Franco, y posteriormente se rindió un sentido homenaje en el campo del polideportivo de esa comunidad, donde el féretro fue colocado en la portería que en vida el joven tanto defendió en los partido con su equipo.

El homicidio fue condenado por los asistentes que con sus aplausos mostraron la indignación existente en tornos este hecho; durante el homenaje el deportista fue despedido con vivas y lágrimas de quienes lo acompañaron a darle el último adiós hasta su tumba, entre futbolistas, amigos, y familiares que se dieron cita a las exequias.

Fue el comisario del poblado, Filiberto Diego Ríos, quien expresó que el país vive una espiral de violencia que se traduce una larga y oscura noche con una escalada de violencia sin fin donde son “nuestros hijos los que están pagando la cuota de sangre”, sin que el gobierno pueda detener la escalada de asesinatos que se están suscitando en todo el país.

Aldrín Rodríguez, es la primera víctima de homicidio doloso del año 2016 que ocurre en el municipio de Coyuca de Benítez; dos días después de este asesinato, la tarde del jueves 14, fue localizado el cuerpo sin vida de otro hombre en una huerta de coco cerca de esa misma colonia de la cabecera, donde fue ultimado el joven deportista. El cuerpo presentaba impactos de bala de grueso calibre, presumiblemente de AK-47, mejor conocida como cuerno de chivo.

La víctima, de unos 40 años, estaba boca bajo, vestía pantalón de mezclilla y tenía envuelta la cabeza con su propia playera. Peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) llevaron a cabo las diligencias y en el lugar hallaron casquillos percutidos de AK-47, y los restos fueron traslados a las instalaciones de Servicio Médico Forense (Semefo) de Acapulco.

Un día después, la tarde de este viernes 15, fue hallado otro cuerpo de un hombre muerto a golpes en el callejón de una huerta en esa misma colonia Lázaro Cárdenas. El homicidio fue reportado por el delegado municipal, Cristino Villa de la Cruz y el cadáver fue levantado y trasladado por el Semefo para los trámites legales correspondientes.

Al cierre de la edición, fue asesinado el ganadero, Bernardo Galeana de Jesús, quien fue atacado a la 1:30 de la madrugada de este sábado 16 a la altura de la calle Vicente Guerrero, en pleno Centro, antes de llegar a su domicilio en la calle Cuauhtémoc de Coyuca de Benítez; durante este hecho resultó herido de gravedad el militar Justo Fajardo, de San Nicolás. Con este, suman cuatro homicidios en menos de una semana.

 

 58 Total de vistas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *