Sociedad

Bloqueos de civiles en contra del Ejército y Guardia Nacional paralizan a Acapulco

Bloqueos de civiles en contra del Ejército y Guardia Nacional paralizan a Acapulco
  • Publishedmayo 14, 2022

Por Jorge Nava

Una serie de bloqueos ciudadanos en contra del Ejército y la Guardia Nacional, que además de afectar las actividades de miles de acapulqueñas y acapulqueños, también desveló el abuso de transportistas al aumentar la tarifa de 60 o hasta en 80 pesos.

Al menos se reportaron 20 bloqueos en una jornada que se conjuntó con la temporada de más calor en el puerto.

Los manifestantes no dieron declaraciones a medios de información, pero en algunos puntos se leían consignas en contra de la institución castrense y la Guardia Nacional.

Sin embargo, un comunicado de prensa del Gobierno del Estado dio cuenta que esto fue con la finalidad para que tanto el Ejército y la Guardia Nacional se movilizaran para auxiliar a efectivos que eran agredidos por integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en el municipio de San Marcos, en la región Costa Chica del estado.

Una fuente oficial confió a Costa Brava que al menos fueron 20 bloqueos en distintos puntos del puerto de Acapulco y en los que participaron unas 750 personas, entre comerciantes, transportistas y civiles.

Los sitios fueron La Cima, Las Cruces, La Sabana, Plaza Caracol, en avenida Ejido,

La Vía Rápida, Pasó Limonero, Puerto Marqués, la Crom, sitio cercano al Zócalo, otro a la altura de la estatua al actor Germán Valdés Tintan, Las Hamacas, en Icacos, así como en avenida Constituyentes, en el poblado Lomas de Chapultepec,

Metlapil, Barra Vieja y Los Amantes, por la zona de El Golfito, Cine Río, glorieta de Puerto Marqués, frente al Instituto Tecnológico de Acapulco.

Llamó la atención que en la avenida Constituyentes los manifestantes quemaron llantas de automóviles para evitar que automovilistas y motociclistas, circularan por la fuerza.

Los manifestantes no explicaban por qué demandan la salida del Ejército y la Guardia Nacional.

Salvo que emplearon vehículos del transporte público, como camiones urbanos, vehículos del transporte conocido de rutas alimentadoras que son camionetas que prestan el servicio en colonias populares de Acapulco, o ciudadanos de a pie que se apostaron en las vías para evitar el tránsito vehicular.

Los efectos fueron que cientos de ciudadanas y ciudadanos quedaran sin poder volver a sus hogares o continuar con las labores de trabajo. No hubo autoridad que dimensionara los efectos de esta movilización que incluso afectó a usuarios de la Autopista del Sol que también quedaron atrapados en inmensas filas de vehículos.

En redes sociales ciudadanas y ciudadanos compartían que transportistas les cobraban hasta 80 pesos por llevarlos de la zona Centro a la colonia Garita, como consecuencia del bloqueo.

La reportera acapuqueña Janet Castillo publicó «calor, sin agua potable, con bloqueos carreteros por todos lados en nuestro querido Acapulco. Mucha gente caminando por Costera Miguel Alemán a falta de transporte y el poco qué hay está cobrando el doble»

No hay cálculo preciso del tiempo que duraron estos bloqueos, medios locales de Guerrero dan cuenta que más de seis horas, salvo se sabe que entre las 20:40 y 20:47 los distintos bloqueos eran retirados, permitiendo la circulación de automovilistas y transporte público.

Versión oficial

Fue hasta las 23:12 horas del viernes que el Gobierno del Estado emitió un comunicado en el que informó que a las 12:20 horas aproximadamente, autoridades militares recibieron una denuncia ciudadana sobre la “existencia de un grupo de personas armadas en el municipio de San Marcos, Gro.”

Se indicó que la denuncia mencionó que esas personas estaban armadas con equipo de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y, “como consecuencia prohibidas por la ley para aquellas personas que no sean integrantes de dichas instituciones”

Se detalla que militares acudieron a verificar dicha información y fue que, en una casa ubicada en un poblado próximo a Alto Ventura del municipio de San Marcos, donde ubicaron a los civiles provistos de armas largas, por lo que procedieron a acordonar el área y solicitar el apoyo a la Fiscalía General del Estado.

Como consecuencia, de acuerdo al comunicado, un grupo de entre 130 o 150 civiles armados, quienes dijeron pertenecer a un grupo de Policías Comunitarios autodenominados UPOEG, arribaron al sitio y, al observar el actuar de las autoridades militares, procedieron a agredir a militares lanzándoles piedras y palos.

De acuerdo a la comunicación oficial, dos soldados resultaron heridos en la cabeza.

Asimismo, que, a pesar de ello, decomisaron tres armas largas que fueron localizadas en las inmediaciones de la vivienda, además de la cantidad de 100 mil pesos en moneda nacional.

Señalan que los efectivos heridos recibieron atención médica en una instalación de la Guardia Nacional, sin precisarse la ubicación de este.

“Ante dicha agresión, y en cumplimiento de la Ley Nacional sobre Uso de la Fuerza, el Ejército decidió evitar la confrontación directa con el propósito de salvaguardar la integridad de los ciudadanos inocentes en el área”

“Derivado de esta situación, los agresores iniciaron la movilización de un grupo de personas para realizar el bloqueo de las carreteras, con el objetivo de impedir que las autoridades ministeriales y de Seguridad Pública acudieran al sitio para apoyar al personal militar que estaba siendo agredido”

Apuntan que la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en el estado de Guerrero reprueba los actos cometidos por la UPOEG, al vulnerar el estado de derecho, así como la integridad y seguridad del pueblo de Guerrero.

Advierten que, en coordinación con las autoridades judiciales y seguridad pública de los tres niveles de gobierno, iniciarán los procesos e investigación pertinentes por la posible comisión de los delitos de portación de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, privación de la libertad, delitos en materia de vías de comunicación y lo que resulten de la investigación.

“Las autoridades seremos coadyuvantes para la correcta aplicación de la ley enfatizando nuestro respeto debido proceso, los derechos humanos y el adecuado empleo de la fuerza pública para el fortalecimiento del estado de derecho”.

Contexto

El 4 de mayo pasado, integrantes de la UPOEG retuvieron por media hora a dos patrullas de la Marina Armada de México en el bulevar que atraviesa la cabecera municipal de Marquelia, luego de que los marinos intentaron quitarle a un joven integrante de la agrupación, un pantalón, botas, así como insignias de las Fuerzas Armadas, según indicaron los mismos integrantes de la UPOEG a reporteros locales de la zona que trasmitieron en redes sociales lo sucedido.

Incluso en uno de esos videos se observa al alcalde de Marquelia, atestiguando como los amenaza un integrante de la UPOEG a uno de los marinos: “la verdad pensábamos maniarlos (atarlos), somos muchos y viene toda la costa. Te pensaba maniar ponerte en el puente carnal, sale, pero por el presidente municipal, que es nuestro amigo y nuestro mando aquí, vamos a dejar esto así”

Otro conflicto que ya traen los integrantes de la UPOEG con el Ejército es el asesinato de dos de sus integrantes en Acapulco, en un hecho que ocurrió el 7 de abril pasado, donde tres miembros más resultaron lesionados cuando estos se desplazaban en la comunidad de Barra Vieja, y tras lo ocurrido el dirigente de esa organización Bruno Plácido Valerio recriminó que la institución castrense tuvo que ver en lo ocurrido porque al pasar por su retén no tienen que ir armados sus compañeros o porque no intervinieron pese a que el ataque sucedió cerca de un retén militar en la zona.

Incluso esto que sucedió este viernes en Acapulco ocurre cuando civiles armados al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación, corretearon a personal del Ejército Mexicano en Nueva Italia, Michoacán, según dieron cuenta medios nacionales.

Otras manifestaciones en Guerrero

Por la mañana habitantes de la zona norponiente del municipio de Chilpancingo, capital del estado, bloquearon la Autopista del Sol en el carril norte-sur, para exigir al gobierno la rehabilitación de sus viviendas o reubicación de 200 familias afectadas por grietas y el posible colapso de un edificio de 14 departamento.

Otro fue en el libramiento al municipio de Tixtla, donde alumnos de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, tomaron durante dos horas la caseta de cobro de la vía de peaje, eso motivó a que policías antimotines tomaran tres plazas de cobro de la Autopista del Sol para evitar su toma por parte de los normalistas.

En Acapulco también ocurrió otro bloqueo que duró tres horas en la Cayaco-Puerto Marqués, en demanda del abasto de agua en la unidad habitacional Real del Palmar.

 13 Total de vistas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.