Política

Rinden homenaje póstumo a Octaviano Santiago Dionicio con presentación de libro

Rinden homenaje póstumo a Octaviano Santiago Dionicio con presentación de libro
  • Publishedagosto 10, 2022
Foto: Especial

En Atoyac de Álvarez, familiares del luchador social, Octaviano Santiago Dionisio, al cumplir 10 años de su fallecimiento, le rindieron un homenaje póstumo con la presentación de un libro en la cancha de la Preparatoria Número 22, titulado «Anecdotario» 1 del doctor Ángel Ramses Santiago López, por dejar un legado de lucha.

Octaviano Santiago Dionicio fue un líder histórico, que siguió la línea de izquierda, se lee en su biografía. También denunció de forma continua las torturas de las que fueron objeto él y otros luchadores sociales. Asimismo no dejó de exigir la presentación con vida de los desaparecidos políticos.

Octaviano Santiago Dionicio nació el 22 de marzo de 1951, en Atoyac, hijo de Juana Dionicio Hernández y de Manuel Santiago Zamora.

Vio la luz en el número 11 de la calle Vicente Guerrero, mejor conocida como La Calle Grande. Estudió en la escuela primaria del estado Juan Álvarez y luego pidió, a sus padres, que lo inscribieran en la Modesto Alarcón porque le gustaba como hablaba Lucio Cabañas.

Siguió sus estudios en la escuela secundaria federal número 14 Mi patria es primero.
Más tarde se fue a estudiar a la normal rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos, cuando ya estaba a punto de graduarse como maestro normalista, se salió para irse a la sierra con Lucio Cabañas Barrientos. Fue miembro del grupo iniciador del Club de los Jóvenes Democráticos, presidente de la sociedad de alumnos de la Escuela Secundaria Federal número 14 Mi patria es primero. Y en 1964, a los 13 años, cuando fue candidato a la presidencia de la República, Ramón Danzós Palomino, salió por primera vez como activista político y así se mantuvo hasta su muerte.

Fue militante de la Juventud Comunista de México de 1966-1970, luego del Partido Comunista Mexicano de 1970 a 1971, dejó esa organización para pasar al Partido de los Pobres que dirigía Lucio Cabañas Barrientos de 1971 a 1976.

Por sus ideas y participación política cayó preso siete veces. Los periodos más largos fueron cuando estuvo encarcelado de 1972 a 1976 y 1978 a 1982. Ocasiones en que fue torturado con brutalidad.

Como miembro del Comando Armado de Guerrero cayó prisionero el 11 de enero de 1972, junto a Guillermo Bello López, Francisco Fierro Loza, José Albarrán Pérez y Rubén Ramírez Lozano por el secuestro de Jaime Farrill Novelo, acción que tenía el objetivo de allegarse recursos para financiar la guerrilla.

Cuando fue liberado en 1976 el gobernador Rubén Figueroa Figueroa lo quiso convertir en policía político. Octaviano no aceptó fue amenazado de muerte y de volver a la cárcel, por eso lo siguió hostigando la policía. Acorralado en Guerrero se fue a Querétaro.

El 30 de septiembre de 1978, fue detenido en la ciudad de Querétaro, esta vez lo torturaron 40 días, los judiciales y miembros de la Dirección Federal de Seguridad. Lo acusaban del asesinato de Obdulio Ceballos.

Mientras estuvo en la cárcel, daba clases a los presos. Algunas veces lo quisieron asesinar al interior del penal. Estuvo en la cárcel de Hogar Moderno de Acapulco, de donde salió en 1982 junto con Juan García Costilla, Aquilino Lorenzo, Arturo Gallegos Nájera y Juan Islas Martínez. Ya en el periodo de Alejandro Cervantes Delgado.

Santiago Dionicio fue candidato a senador de la república por el PSUM, candidato a la presidencia municipal de Atoyac por el Partido Socialista Unificado de México en 1986 y por PRD en el 2002, fue presidente del PRD en Acapulco, y presidente estatal de ese mismo partido y diputado local. Al final de su vida luchó por la formación de una Comisión de la Verdad que investigara todos los crímenes políticos del pasado.

Murió el 9 de agosto del 2012 y fue sepultado por sus familiares y amigos en el panteón Valle de la Luz de Acapulco.

“No cualquiera se atreve a ser como tú fuiste. Un lucero te acompañará siempre: desde niño fuiste valeroso”, escribió Juan López.

En su sepelio se oyó decir: “Octaviano luchó por forjar ese mundo armonioso de comunidad social”.

A la presentación del libro, asistieron diputado locales, entre ellos, Antonio Helguera, Beatriz Mojica, Rosario Merlín, el senador suplente, Saúl López Sollano, la dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, Norma Mesino Mesino; la presidenta municipal Clara Elizabeth Bello Ríos; los hermanos de Octaviano, María de los Ángeles y Rosario Santiago Dionisio, entre otros.

 17 Total de vistas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.