Preocupa crecimiento mediocre de la economía mexicana: Ríos Piter

CONFERENCIA 03 SEP - 2014

 

México, D. F.- Los grandes temas pendientes del gobierno federal son el empleo, el salario mínimo y la reforma en materia de combate a la corrupción. Resaltó el senador Armando Ríos Piter al referirse al Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, donde además evidenció como mediocre, el crecimiento económico del país.

 

En conferencia de prensa de la bancada perredista en el Senador de la República, Ríos Piter, expuso que la economía en México lleva 30 años creciendo en promedio dos por ciento, la cual calificó como mediocre: “esta responsabilidad la comparten Acción Nacional y el Revolucionario Institucional, partidos que han sido titulares del Poder Ejecutivo Federal”.

 

Sobre la situación del crecimiento del país, manifestó: Si el mal gasto público continua, no habrá recurso que sirva para generar crecimiento e incentivos para acelerar la economía”.

 

En relación al paquete fiscal que el Gobierno Federal enviará en los próximos días a la Cámara de Diputados, dijo que el PRD espera cambios que dinamicen el ejercicio del gasto público.

 

Enfatizó su comentario en la reforma en materia de combate a la corrupción, la que dijo el PRI mantiene en la congeladora en la Cámara de Diputados: “no hay reforma en cualquier ámbito que pueda servir, si el gasto se pierde en la tubería de la corrupción, subrayó el legislador perredista.

 

El también coordinador del Área Económica del PRD en el Senado, apuntó que el titular del Ejecutivo Federal, tampoco rindió cuentas a los mexicanos sobre los resultados de la reforma laboral, implementada desde hace dos años: “una reforma que presenta una tasa del 6 por ciento en desempleo, y donde la informalidad sigue representando dos de cada tres trabajos”.

 

Reiteró que el gran pendiente que hoy exige la ciudadanía de parte de sus autoridades federales, es la revisión del tema de los salarios que van al bolsillo de las y los mexicanos: “vamos a poner a prueba la visión conservadora que ha imperado durante décadas, especialmente en el Banco de México”.