Reconocen a leyendas del básquetbol en Coyuca

PAG. 17

• En Las Lomas, dos partidos de exhibición con destacados jugadores del municipio

Redacción.

Basquetbolistas de renombre que han dado fama y prestigio al basquetbol de Coyuca de Benítez se dieron cita en el primer juego denominado “estrellas y leyendas” que se realizó en Las Lomas, auspiciado por el programa Palabra Coyuquense, que ha ganado una importante presencia en las redes sociales, con temas de interés de este municipio de la Costa Grande, pero además dando una importante cobertura al segmento deportivo.

El pasado 5 de agosto, Palabra Coyuquense llevó a cabo un par de juegos de exhibición con la participación de leyendas y estrellas del basquetbol de Coyuca de Benítez e hizo entrega de reconocimientos a cada uno de ellos en un escenario digno, que como dice en el cancha que lleva el nombre del ex seleccionado nacional, Víctor Manuel Pony Ozuna, quien por cierto, fue notoria su ausencia.

Para las leyendas “mención honorifica”, desde las letras de Costa Brava, todos verdaderos triunfadores en el basquetbol con oro en campeonatos municipales y otrora campeones estatales para su municipio, así como nacionales, como es el caso de Antonio Rodríguez, “El Pelícano”; Juan Salinas, que se dejó ver como un excelente anotador de larga distancia y con manejo impecable para conducir el balón en cada ofensiva.

Honor para Neyito Abarca que fue galardonado como campeón encestador en el reciente evento nacional de veteranos, mientras el presentador del evento, el profesor Víctor Hugo Catalán Díaz, cronista de los dos juegos de exhibición, daba a conocer desde el micrófono datos interesantes para información de los amantes del deporte ráfaga, como los 16 títulos municipales ganados por La Barra, y los siete títulos obtenidos por Espinalillo, en los que dos años tuvo la participación del profesor Ríos Bonales como jugador y cinco como director técnico, mientras que Ciro Cruz, el capitán furia, lo hizo 14 años como jugador, y dos como director técnico.

Ambos legendarios del basquetbol fueron nombrados con mayor relevancia. Miguel Ángel Ríos Bonales recibió por parte de los organizadores las playeras número 5, símbolo de leyendas y estrellas por su hijo Jorge Alberto Ríos Cuevas “El Rabano”, ambas casacas firmadas por todos los jugadores y entrenadores que participaron en este evento.

Las leyendas fueron dirigidas por los profesores Félix Guillermo Bravo Nájera, del Club Bravos de Coyuca, e Isidro “Ciro” Cruz Jiménez, de La Barra, ya que por una reciente intervención quirúrgica no pudo jugar, y ocupó un lugar vacante en el banquillo para fungir como director técnico.

Como en sus mejores tiempos gloriosos el patón Toño Maluf, de Las Lomas encestó tremendo disparo a medio segundo de concluir el juego, tal como lo hizo cuando piloteó el triunfo del equipo Marinos en la liga mayor del Distrito Federal.

La inusual convocatoria fue un éxito que se anotaron los conductores de Palabra Coyuquense, Carlos Guinto y Raciel Reséndiz, ambos oriundos de Las Lomas, quienes además combinaron el merecido homenaje rendido a las leyendas del basquetbol cuyas historias personales han marcado y dejado honda huella como glorias del deporte ráfaga, con la recaudación de útiles escolares para su entrega a alumnos de Las Lomas, El Bejuco y Las Pozas.

El equipo de las estrellas estuvo integrado por basquetbolistas menores a los 35 años de edad, cuya principal mención es que todos han sido miembros de selecciones representativas de nuestro municipio para campeonatos estatales e incluso han participado en eventos nacionales, convocados por sus organizaciones deportivas o por las instituciones educativas donde han presentado sus estudios con becas u oportunidades académicas.

“Yo fui invitado la noche de ayer, y acepté con gusto jugar”, dijo Alejandro Beiq Catalán de la Cruz para completar el equipo al que aportó dos asistencias, dos rebotes y ocho puntos dirigidos por el profesor Miguel Ángel Ríos Bonales, vestidos de rojo, y que entre sus filas tuvo a Orlando Diego Toralva, de El Espinalillo, y jugador de la Liga Nacional de Basquetbol Profesional, así como al MVP, Universidad Lasallista Yomeri Cruz Piza, de padre de La Barra y madre de Las Lomas, por cierto ambos tutores formarán parte de los equipos de su pueblo, y la notable participación de Miguel Robles Cruz, cuyos padres son de Coyuca y de La Barra, también ex basquetbolistas, ex jugador del equipo de los Guerreros del estado, que con Luis Reséndiz y Saúl Ojeda, que en esta ocasión jugaron para las leyendas, dieron renombre a Coyuca de Benítez en el máximo circuito de basquetbol profesional de México.

Aquí llegaron jugadores del Club Buguis, campeón en los municipales de Espinalillo 2016; Braulio Arzeta, de Las Pozas; Lalito García, de Playa del Carrizal; e Juan Manuel Toralva, de San Nicolás, que encestó un par de disparos de larga distancia demostrando porque es uno de los jugadores con mayor porcentaje en el municipio.

Buen sabor dejó Alberto Cruz Abarca “Tico” sumando puntos y desarrollando su estilo, pero que lució con dos retacadas, al igual como lo hizo Orlandito para el disfrute del público asistente. Mientras, Pepe Castro, de Aguas Blancas, fue convocado a la preselección universitaria de México, pero finalmente no fue integrado al equipo nacional.

Los árbitros de los dos encuentros fueron los jugadores Bruno de los Santos Abarca y Jorge Abarca Solís. En la mesa de anotación colaboraron las seleccionadas coyuquenses, Andrea Linares García, Sayuri Guzmán y Yisel García Gallardo. (Con información del profesor Víctor Hugo Catalán Díaz)