Vicefiscal de Guerrero reporta dos agresiones contra policías y soldados en el Acapulco rural

El vicefiscal Ramón Celaya Gamboa. | Foto: Captura de pantalla.

El vicefiscal Ramón Celaya Gamboa informó que esta tarde sucedieron dos enfrentamientos en la zona rural de Acapulco, en la zona del poblado Tres Palos con saldo dos civiles heridos de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), así como cuatro detenidos.

En declaraciones cuando estaba a 800 metros de la comunidad de Tres Palos, con dirección hacia la región Costa Chica del estado, informó que la Fiscalía del Estado acudió en apoyo a la Policía Estatal, donde se llevó a cabo un bloqueo «ilegal» de taxistas de la zona y que afirmó, fueron convocados por la «delincuencia organizada».

«No sabemos el motivo porqué fueron convocados por la delincuencia organizada, cuando llegamos al punto del bloqueo ya se habían retirado. Sin embargo, observamos una camioneta de hombres armados que se internó al poblado de Tres Palos, cuando entramos a hacer una inspección para ver si los ubicábamos recibimos una primera agresión de civiles armados», reveló el funcionario.

Reveló que no fueron identificados los agresores porque huyeron, pero que se movilizaban en una camioneta color verde.

Agregó que respondieron sin que hubiese alguna baja «de ninguna parte», después montaron una serie de patrullajes en la carretera federal, cuando en un segundo evento, fueron atacados por integrantes de la UPOEG, por lo que resultaron heridos dos civiles y cuatro más fueron detenidos.

Celaya Gamboa detalló que decomisaron cuatro Escopetas y un vehículo como consecuencia de ese segundo evento.

Respecto al motivo de la protesta, explicó que policías estatales acudieron por el reporte de personas armadas dentro de las acciones de vigilancia de la corporación policial y que «nunca dijeron las causas los taxistas por las que estaban bloqueando de manera ilegal la vía y por eso acudimos al apoyo de la Policía Estatal porque se estaban cometiendo delitos, como se dieron las agresiones».

De los detenidos indicó que como dato preliminar no hay menores de edad, sino ya personas adultos, pero que en tanto ya habían sido puestos a disposición del Ministerio Público del Fuero Federal y los cargos serían homicidio en grado de tentativa, portación de armas de fuego y ataques a las vías de comunicación.

Afirmó que hay «cero tolerancia a los bloqueos, pero también cero tolerancia a los delincuentes, la Costa Chica y específicamente Acapulco ya no pueden estar bajo el control de la UPOEG ni de Los Rusos: No vamos a permitir que impongan su terror en esta zona y vamos a actuar en consecuencia».

Asimismo que van a seguir con las acciones de seguridad y seguirán deteniendo a las personas que tengan órdenes de aprehensión y que no van a ceder en la reconstrucción de la paz y la construcción del tejido social en el estado de Guerrero.

Con relación a cuándo terminan los retenes de la UPOEG, aceptó que hay retenes, pero que son acuerdos que se tienen que tomar al seno de la Mesa de Construcción de la Paz y lo que sí advirtió, es que aquella persona que se ampare en ser Policía Comunitario, delincuente o taxista que generalmente bloqueé, será detenido.

Reconoció que el tema no se ha tocado en la mesa de construcción de la paz, pero que son acuerdos que se deben abordar incluso con el Gobierno Federal, pero en tanto en lo que corresponde a la Fiscalía seguirán actuando porque están trabajando por lograr la paz y seguridad del estado.

Del despliegue detalló que eran unos 40 o 50 policías de la Fiscalía del Estado, así como del Ejército y después recibieron apoyo de la Guardia Nacional, de la Policía Estatal y prácticamente de todas las corporaciones, incluso de la Policía Preventiva de Acapulco.