Envía Estado a funcionario descalificado por inconformes a solucionar conflicto del mercado

Suspenden la reunión para subsanar irregularidades en asignación de locales

 

OSSIEL PACHECO

Comerciantes semifijos y ambulantes abandonaron la reunión convocada para subsanar las irregularidades existentes en torno a la asignación de los locales en el nuevo Mercado municipal al mostrar su desacuerdo con el representante de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Héctor Zurita Brito, director de Desarrollo Industrial y Agroindustrial, a quien descalificaron como interlocutor en el conflicto generado, una vez que destacaron el incumplimiento de acuerdos de su parte, además de su trato prepotente y déspota con los inconformes.

Apenas explicaba el propósito de la reunión, el alcalde Ramiro Ávila Morales cuando fue interrumpido por la presidente del comité de comerciantes inconformes, Elizabeth Galeana Pinzón en el sentido de que no estaban de acuerdo en la interlocución enviada por el gobierno del estado toda vez que en las mesas de diálogo que establecieron en Chilpancingo con el subsecretario de Gobierno para Asuntos Políticos, Victoriano Sánchez Carbajal, se estableció que el tema del mercado municipal estaría a cargo del coordinador de Proyectos Especiales del Gobierno del estado, Humberto Salgado Gómez.

Los comerciantes recriminaron el mal trato que han recibido del funcionario estatal que ha estado a cargo del desarrollo del traslado y asignación de los locales en el nuevo Mercado municipal, incluso el incumplimiento de hacer público el padrón de beneficiarios de los locales, como se acordó con Zurita en una primer mesa de trabajo que sostuvieron en marzo pasado y que nunca cumplió. La idea del alcalde es subsanar cada una de las inconformidades, pero los comerciantes semifijos y ambulantes no cuentan con el  padrón para conocer la asignación real de locales, y se especula en torno a que los comerciantes del comité pro construcción del mercado se adjudicaron los mejores espacios.

Los inconformes entregaron una lista al alcalde Ávila Morales de irregularidades encontradas en la asignación de los locales con nombres de personas que no tienen local en el Morelos, pero aparecen en el padrón de beneficiarios de locales en el nuevo mercado municipal. El edil intentó en vano llevar a cabo la reunión para comenzar a desahogar las inconformidades a efecto de avanzar, y alistar el traslado al nuevo centro de abastos en los primeros días de agosto, como lo acordó con Salgado Gómez.

Sin embargo, el funcionario estatal prácticamente fue echado y salió del auditorio del Palacio municipal sin despedirse del alcalde y los ediles que lo acompañaron en la reunión. Los comerciantes sacaron las lonas en contra de Zurita afuera cuando arrancaba la camioneta oficial en que se trasladó a este municipio de la Costa Grande, mismas que fueron utilizadas en mayo pasado en una marcha realizada por la avenida principal donde exigieron su cambio en las negociaciones en el conflicto del mercado municipal por su trato déspota y prepotente con los comerciantes.

Zurita antes de huir ofreció entregar los dos padrones de beneficiarios de locales en el nuevo mercado municipal: uno, elaborado por el comité pro construcción, que encabezan Hilda Navarrete Gorjón, y René Jiménez Espíritu; otro que realizó personal de la Secretaría de Desarrollo Económico tras una inspección local por local realizada en el mercado Morelos; en tanto, el alcalde se quedó a atender planteamientos de los comerciantes que decidieron quedarse a tratar sus casos.

Un día antes, el martes 29, Zurita dejo plantados a los comerciantes semifijos y ambulantes que fueron citados en el salón Pinocho, donde lo esperaron durante 2 horas y media. Este miércoles, los inconformes ahora fueron citados a las 5 de la tarde en el auditorio del Palacio Municipal, pero ahora el funcionario estatal llegó con hora y media de retraso, y la reunión apenas duró 15 minutos.

 

Fotos: Sergio Ríos