DI – VERSIONES COSTEÑAS La disputa por el 8

Priístas de Coyuca de Benítez acompañaron a Samuel Reséndiz Peñaloza, virtual candidato del PRI a diputado local por el distrito 8 durante su registro. FOTO: CORTESÍA.

Priístas de Coyuca de Benítez acompañaron a Samuel Reséndiz Peñaloza, virtual candidato del PRI a diputado local por el distrito 8 durante su registro. FOTO: CORTESÍA.

 

Por: Armando de Anda

El elenco que va a disputar el asiento en el congreso local del estado por el distrito 8 está listo, y si mis cálculos no me fallan va a terminar en alternancia. Y es que el panorama está muy claro; la oferta electoral de la izquierda en el estado está dividida en 5 opciones.
El primero de ellos está en la parte muy considerable que llama a no votar, el segundo en la opción del PRD con Beatriz Mojica Morga, la tercera opción está representada por Luis Walton y Movimiento Ciudadano, la Cuarta opción la encarna Alberto López Rosas en el Partido Humanista y la quinta MORENA con Pablo Sandoval; esta división repercute directamente en las votaciones de las presidencias municipales, diputaciones federales y locales.
Debido a ese factor, el PRI en su eterna alianza con el Partido Verde Ecologista se apresta a recuperar los espacios perdidos, y de la mano de Hector Astudillo Flores constituirse nuevamente como la primera fuerza política en el estado.
El tricolor sin mayor complicación aposto nuevamente por Samuel Reséndiz Peñaloza quien encabeza en las encuestas la simpatía de la gente, y que supo lograr el apoyo de los grupos de poder priistas tanto en Coyuca como en Acapulco, mientras en el PRD las tribus del poder se repartieron los distritos locales como si fueran mercancías y en el caso del 8 le dieron el espacio a Delia Figueroa, de movimiento jaguar, haciendo a un lado a otros aspirantes con mayores posibilidades; voces al interior del PRD dicen que al movimiento que encabeza el senador Armando Ríos Piter le dieron un distrito prácticamente perdido en represalia por no aceptar la candidatura de su partido a la gubernatura condenándolo a la derrota. Lo cierto es que al perredismo de Coyuca la candidatura de Figueroa le cayó como balde de agua fría, prueba de ello es que en la pasada visita de Beatriz Mojica al municipio, quien por cierto no junto ni 200 personas, la candidata a diputada fue recibida con gritos de “fuera, fuera”
En Movimiento Ciudadano postularon a Armando Tapia, sindico con licencia del gobierno fallido de Luis Walton, a quien en Coyuca no conocen y en el puerto le van a cobrar la factura por la desastrosa administración que tuvieron y el caos en que convirtieron a Acapulco; en el PAN que en la pasada elección lograron una muy buena votación con la candidatura de Miguel Ángel Castro Salas, apostaron por Arturo Ríos Morales, lo que no cuidaron es la permanencia del dueño de los votos, y es que Castro Salas ya se ha dejado ver en eventos públicos respaldando el proyecto priista.
El Partido Humanista de recién creación, postulo al ex subdirector de regulación sanitaria, Galdino Nava, quien primero amago con participar por el PRD, después con MC, luego MORENA y encontró cobijo con los humanistas, y no dudamos que pueda obtener algunos votos, que claro quitara a la izquierda.
La reyertas al interior de la izquierda por las candidaturas, y específicamente las del PRD colocan al PRI y a Samuel Reséndiz en una inmejorable posición para ganar el distrito y terminar con cuatro periodos con diputados emanados del perredismo.
Y es que, “a ojo de buen cubero” si en la pasada elección la izquierda junta le gano a Reséndiz por poco más de dos mil votos, ahora dividida en cinco lo más seguro es que pierdan por mucho mas de eso, al tiempo.