Trabajadores de la JAPAC paran labores; exigen salida del director

Acusan a Juvenal Ríos de trato despótico y hostigamiento laboral; la Cabecera sin agua

 

 

OSSIEL PACHECO
Trabajadores de la Junta Local de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Coyuca de Benítez pararon labores y tomaron las oficinas del organismo paramunicipal para exigir al presidente municipal, Ramiro Ávila Morales la destitución del director, Juvenal Ríos de la Cruz, a quien acusan de brindarles un trato despótico, acoso, y de hostigamiento laboral.
La protesta comenzó a las 8 de la mañana, cuando los trabajadores cerraron las oficinas, y apagaron las bombas que suministran el servicio de agua entubada a la Cabecera municipal; y se instalaron en plantón por tiempo indefinido en tanto Ávila Morales no resuelva el cambio del director, que detonó la inconformidad de los trabajadores al cambiar sus funciones y categorías que venían desempeñando dentro del organismo para colocar a gente de su confianza.
Unos 23 trabajadores se apostaron afuera de las oficinas de la Japac, organismo que fue trasferido por el gobierno del estado en 2002 al municipio, y desde ese año, las prestaciones con las que contaban les fueron suprimidas por el ayuntamiento, tales como seguro social, y de vida; el aguinaldo se los pagan de forma incompleta, prestamos, viáticos y medicinas, según se quejaron los trabajadores inconformes, que enumeraron los maltratos de los que han sido objeto por parte de Ríos de la Cruz.
“Este señor es arbitrario, déspota y prepotente, dice que él es el que manda, que es intocable, hay trabajadores con mucha antigüedad, 20, a 30 años, el que menos tiene es de 15 años, así que nosotros lo hacemos responsable de lo que suceda, definimos ponernos en plantón hasta que lo destituyan, traemos la lona, no se puede seguir en la misma situación”, afirma Daniel Rodríguez, uno de los trabajadores con mayor antigüedad, con 23 años de servicio.
Dio a conocer que antes de llegar al paro laboral la situación del organismo la supo el alcalde Ávila, el ex tesorero y actual coordinador de asesores de la Presidencia municipal, Javier Escobar Parra, y el actual oficial mayor, Amador Moreno Díaz, y el anterior, Lucio Barbosa, pero ignoraron las inconformidades y no dejaron otra salida que exigir la salida del funcionario municipal a través de la presión.
Asimismo, responsabilizó a Ríos si llegan a suscitarse fallas en los equipos de bombeo, una vez que después de suspender el servicio de agua entregaron las llaves de las instalaciones al coordinador de Servicios Públicos Municipales, Santos Galeana, y el director de la Junta fue a encender los equipos de bombeos sin tener conocimientos técnicos sobre su funcionamiento. La ciudad cabecera municipal donde habitan unos 15 mil habitantes se quedó sin el servicio de agua.