Mario Moreno Arcos, alcalde de Chilpancingo, durante una reunión de trabajo presidida por el gobernador Ángel Aguirre Rivero y David Korenfeld Federman, Director General de la Comisión Nacional del Agua, en la que se firmó un Convenio Modificatorio, al Convenio de Coordinación celebrado entre el Ejecutivo Federal y el Ejecutivo del Estado el pasado mes de abril, con el objeto de cumplir con el compromiso de gobierno de incrementar y garantizar el abasto de agua potable para las familias de Chilpancingo.  La modificación en cuestión, señala que una vez realizados los estudios y proyectos para la definición de la “Nueva Fuente de Abastecimiento”, a la ciudad de Chilpancingo, se obtuvo que la fuente viable tanto técnica, como económicamente, es la perforación de cuatro pozos; dos de ellos en el sistema Mochitlán y dos ubicados en la zona urbana de Chilpancingo.  Con estas obras, se logrará dotar de los volúmenes de agua requeridos para cubrir la demanda de la población, quedando descartados los arroyos de la Esperanza y Azinyahualco, así como el del Río Mezcala.