Tras 10 años de conflicto, Platanillo cede agua a Ocotillo y sellan amistad

Ocotillenses reciben con música viento, aplausos y alegría a sus vecinos

 

DANIEL VARGAS

Con música chile frito, aplausos y dos bellos caballos de raza pura sangre que acompañaron al contingente recibieron ocotillenses a sus vecinos de Platanillo, donde el comisario y comisariado ejidal dieron la bienvenida, y aseguraron sentirse muy contentos por su visita y por este gran logro de hacer llegar el agua a cada hogar de su comunidad que durante casi 10 años que duró el conflicto entre ambas carecieron del vital líquido.

El comisario de Ocotillo, Pedro Adalí Palacios Vázquez, con el comisariado ejidal, y su gente que les acompañaba esperaban en la entrada de su comunidad a sus vecinos de Platanillo, quienes eran los invitados de honor ese día que demoraron un poco en llegar; fue a las 4:50 de la tarde del 2 d febrero pasado cuando ocurrió el reencuentro entre ambas comunidades. Un gran número de ocotillenses esperaban en la entrada de la localidad a sus los invitados.

“Agradezco por tomarse el tiempo de venir a visitarnos a nuestra feria, por hacer caso a nuestra invitación señores de Platanillo, esta es la comunidad de Ocotillo, estamos aquí, con mucho gusto para recibirlos, que este enlace de amistad perdure por mucho tiempo, que los problemas que hemos tenido no queremos que sigan, de mi parte he hecho todo lo posible para que se les reciba con gran aprecio, hablo en nombre de mi comunidad, y como siempre he dicho esto, nunca debió haber pasado, por eso, en compañía del comisariado les damos la bienvenida, y que este enlace de amistad perdure para siempre”, recibió Palacios Vázquez a los vecinos de Platanillo. Los comisarios de ambas comunidades estrecharon un saludo de mano que marcó la reanudación de la amistad entre sus habitantes enemistados por el conflicto por el agua.

Tras las palabras de bienvenidas vinieron los aplausos, saludos y abrazos. El comisario invitó a seguir el recorrido a los invitados por las calles principales de Ocotillo, acompañados de la banda de chile frito, y dos ejemplares de caballos blancos de raza pura de nombre Gatillo y Diamante, provenientes de Coyuca de Benítez. El contingente pasó por la iglesia de la comunidad para visitar a la santa patrona de ahí la Virgen de la Candelaria, y después de la ceremonia religiosa fueron invitados a degustar los sagrados alimentos.

Palacios citó que ese logro no lo hizo solo, sino toda su comunidad al apoyarlo y afirmó que se sentía feliz porque la comunidad de Ocotillo ya tenía agua; agradeció las facilidades que dio la comunidad de Platanillo para lograrlo. Al ser interrogado sobre el conflicto, el comisario respondió que cada autoridad tiene su ciclo, y tal vez sus antecesores no tuvieron suerte o la facilidad de dialogar para destrabar el conflicto con Platanillo.

También agradeció al presidente actual de Coyuca de Benítez, Javier Escobar Parra, por el apoyo brindado a su comunidad respaldar la obra, que será de gran beneficio para el pueblo. “Ocotillo les agradece, además seguiremos estando en deuda por darnos la facilidad de tener agua, es todo de mi parte, gracias, se los dice de todo corazón el comisario de Ocotillo”, arengó.

En tanto, el comisario de Platanillo, Salvador Piza Tapia, dijo sentirse contento por el recibimiento porque el tiempo bueno se llegó y la gente de Ocotillo vivirá mejor, después de ello ambas comunidades convivieron en el palenque del pueblo entrelazando nuevas amistades y seguir con esa hermandad.