Constructora no cobró demolición de primaria: comisario de El Bejuco

Constructora no cobró demolición de primaria: comisario de El Bejuco

OSSIEL PACHECO

El comisario municipal de El Bejuco, Faber Antonio Zúñiga Diego desmintió que la constructora que edificó la escuela primaria José Martha Zúñiga y la Telesecundaria Eulalia Guzmán cobrara por la demolición de los edificios escolares, como afirmaron padres de familias, y negó haber ejercido presión al director del plantel, Sinuhé Salinas Muñoz para recibir la obra de la nueva primaria sin estar concluida; también, desmintió existan irregularidades en la venta de los lotes del predio donde se ubicaba la primaria demolida por los padres cuyos recursos se aplicaron para sufragar el costo del predio donde se edificaron las escuelas.

Zúñiga Diego junto con el ex comisario municipal, Rony Jahir Escalante Vega solicitaron a Costa Brava dar su versión sobre la nota publicada en la edición anterior de Costa Brava, donde padres de familia acusaron a ambos comisarios de incurrir en irregularidades en el manejo de los recursos de la venta de los lotes del predio donde se ubicaba el plantel dañado por el desbordamiento del río Coyuca, y dieron cuenta de que la empresa constructora había cobrado 350 mil pesos por demoler los planteles escolares: la primaria y la telesecundaria en cuestión.

Dieron cuenta que han vendido 6 lotes y medio de los 10 en que se dividió el predio que ocupó la primaria José Martha Zúñiga demolida obteniendo ingresos por 200 mil pesos, de los cuáles se pagó el préstamo de 180 mil pesos que no generó intereses y que solicitaron a un particular para sufragar el predio adquirido a Joel Zúñiga Gutiérrez, dueño y representante de la propiedad donde la empresa constructora contratada por el Instituto Guerrerense de la Infraestructura Física Educativa (Igife) edificó la primaria y la telesecundaria de esa comunidad.

Con Zúñiga Gutiérrez, dueño del predio, -amplió- se estableció un contrato de compra venta donde Escalante Vega en su calidad de comisario aparece como comprador, pero además las firmas de Zúñiga Diego; del tercer comisario, Pedro Miguel Galeana Lugardo y del suplente Juvencio Zúñiga Radilla; y de los presidentes de la sociedad de padres de familia, Dioselina Cortés Nieves, de la primaria; y Delia Margarita Rangel Guerrero, de la telesecundaria, quienes fungieron como testigos.

Zúñiga explicó que solicitaron el préstamo de 180 mil pesos a un particular que pidió no ser citado por su nombre para adquirir el predio que el delegado del Igifed en Guerrero, Homero Barosio exigió a la comunidad para construir los planteles; “ustedes me ponen el terreno, yo le construyo menos en el mismo predio donde estaba la escuela porque no se salvaguarda la seguridad de los niños”, puntualizó así el comisario la postura textual que dio el funcionario para edificar las escuelas.

Dio cuenta que el predio donde se construyeron las escuelas contó con el aval de Igifed y la decisión de construirlas en otro predio fue aprobada por la mayoría de la comunidad que tomó el acuerdo en una asamblea, en la que estuvo presente el dirigente del SNTE, Esteban Radilla López; “por ello se tomó la decisión de vender el terreno donde se ubicaba el plantel en lotes para obtener los recursos para pagar el recurso prestado para adquirir el predio donde se construyeron las escuelas”, aclaró.

Precisó que el predio fue dividido en 10 lotes de 10×15 metros cuadrados para su venta en 35 mil pesos cada uno; al momento llevan vendidos 6 lotes y medio por los cuáles han percibido 200 mil pesos, de los cuáles, 180 mil pesos se destinaron para pagar el préstamo solicitado a un particular; 5 mil 500 pesos fueron prestados al comité del agua potable de la comunidad para el pago del adeudo de energía eléctrica a la CFE y el resto fue ocupado para costear gastos de la comisaría municipal; agregó que un particular que adquirió dos lotes todavía adeuda 20 mil pesos.

Escalante citó que el área donde se ubicaba la dirección se dejó para abrir un comedor comunitario y el resto del recurso de ser vendidos los tres lotes y medio que faltan será aplicado para abrir una casa de salud dentro del inmueble que ocupó la telesecundaria.

El comisario aseguró que han sido transparentes en el manejo de los recursos y la venta del predio donde se ubicaba la primaria fue autorizada por la entonces titular de la SEG, Silvia Romero Suárez quien mediante un convenio donde se establece la cesión del terreno que pasó a formar parte del patrimonio de la comunidad, una vez que recibió en donación el predio adquirido donde se construyeron los planteles.

Dejo en claro que no se han negado a proporcionar la información, pues la población tiene derecho a conocerla, “si tienen dudas acérquense a conocer lo que se ha hecho antes de venir a un medio y no dar la cara, como un cobarde, porque no dieron la cara si están seguros que hay irregularidades”, retó.

Asimismo, desmintió que la constructora cobró 350 mil pesos por la demolición de los planteles, como le aseguró este martes 6 de octubre el arquitecto Radilla residente de la obra, con quien estableció comunicación vía telefónica para darle a conocer que los padres de familias estaban acusando a la empresa del cobro de la demolición de la primaria, pese a que esta la habían realizado los padres de familia con cooperaciones y que la confusión derivó porque el Ingeniero Morales de Inifed les enseñó el proyecto y aparece el concepto de demolición con esa cantidad establecida, pero la empresa no cobró ese monto porque no realizaron ninguna demolición.

En relación a la entrega del plantel, Zúñiga precisó que 15 días antes del inicio del actual ciclo escolar se presentó en El Bejuco el supervisor de la obra, Gonzalo Guerrero del Inifed con el acta de entrega recepción de la obra, donde se establecían a detalle las observaciones que hacían a la empresa sobre los trabajos faltantes para su conclusión y la idea era ocupar la nueva escuela por las condiciones en que los niños están tomando las clases en las carpas instaladas dentro de la cancha techada de la comunidad.

Confirmó que la obra está sin concluirse, pero desde hace 15 días comenzaron a construir la barda perimetral de la primaria y de la telesecundaria, y los trabajos están a un 5 por ciento de ser terminados; solamente falta que lleguen las mamparas de los baños que Inifed no ha hecho llegar, pero ya llegaron 64 butacas, entre sillas y mesas, faltando diez, y se debe a que cuando se censo al alumnado esa era la necesidad, y ahora en el nuevo ciclo escolar se incrementó la matrícula.

El comisario asumió que desconoce el expediente técnico de la obra, el nombre de la constructora que está ejecutando los trabajos y el monto asignado, pues no se los dieron a conocer; solamente sabe que en el caso de la primaria José Martha Zúñiga la obra consta de seis aulas, una dirección, los baños, la barda perimetral, la cancha de usos múltiples, en tanto la telesecundaria de tres aulas y la dirección; y por comentarios de los ingenieros saben que la obra asciende a 6 millones por ambos planteles construidos en el mismo predio dividido por una cerca.

Descartó haber ejercido presión sobre el director Salinas Muñoz para que firmara de recibida la obra sin concluir, pues aseguró ser el más interesado en que los trabajos sean concluidos en un cien por ciento, pues de no ser así sería el primero en encabezar las protestas en el Inifed, posición en la que coincidió su antecesor Escalante Vega. Las obras de la primaria y telesecundaria comenzaron a ejecutarse en octubre de 2014, poco más de un año después del paso de la tormenta Manuel que inundó la comunidad y dañó los planteles.

Por su parte, el ex comisario municipal confirmó que sí rindió un informe pormenorizado de su labor durante un año de gestiones, mismo que hizo público ante la comunidad y consta de 127 diapositivas con fotografías de todas las actividades realizadas desde la primera hasta la última, y dio cuenta de actividades sin precedentes que realizó como autoridad en diferentes fechas y festividades del año; afirmó que nunca solicitó cooperaciones a la comunidades y los recursos fueron gestionados ante amigos, familiares, maestros y con los precandidatos a diferentes puestos de elección popular.

Consideró que el enojo de un sector minoritario de ese poblado surgió a partir de que en 2007 han logrado beneficios y obras que antes no pudieron realizar, tal es el caso de la construcción de la cancha techada del poblado y la compra del terreno para el campo de fútbol.