“Balance positivo”, los municipales de Espinalillo 2016: Ríos Bonales

• La unidad del comité organizador y la comunidad fue importante, destacó

 

OSSIEL PACHECO

Miguel Ángel Ríos Bonales, coordinador general de basquetbol en los juegos municipales Espinalillo 2016, consideró que los municipales son de hermandad y para que la sociedad crezca, toda vez que Coyuca de Benítez se ha distinguido por tener una gran cantera de deportistas nacionales e internacionales, jugadores profesionales en fútbol, y en basquetbol.

“Me siento orgulloso de ser de este municipio, es importante ganar un título, pero no tanto como ganar amigos en diferentes lugares”, afirmó Ríos Bonales entrevistado la tarde del viernes 30 de diciembre cuando se jugaban las finales de basquetbol, voleibol y fútbol de las distintas categorías en Espinalillo 2016 en la cancha de duela del Polideportivo.

Asumió que Espinalillo puede ser ejemplo organizativo, y consideró que la unidad entre los integrantes del comité organizador fue importante porque los que iniciaron terminaron sus tareas organizativas; “esto fue un trabajo muy arduo, de más de un año, y otros poblados pudieran hacer lo mismo, nuestra comunidad no es la más grande del municipio”, pero los poco más de 2 mil 500 habitantes estuvieron unidos en torno al evento de fin de año.

Pidió a los habitantes de otras localidades la unidad y dejar atrás todo tipo de rencillas para lograr tener instalaciones, como las logradas para este municipal de Espinalillo 2016, y pidió valorar la organización que tuvieron en estos juegos en su justa dimensión.

Reconoció que en el aspecto organizativo, como en todos los eventos, existieron altibajos, pero en este caso –aseguró- “hubo más altas que bajas por la gran cantidad de partidos que se jugaron”, y específico en la disciplina a su cargo se disputaron más de 400 partidos; por ello, aseguró que en general el balance “es positivo”, aunque, dio cuenta que se suscitaron algunas protestas y acciones fuera de los deportivo, pero finalmente se dio respuesta favorable a cada una de las peticiones.

Ríos Bonales, en los municipales de Espinalillo 2001 fue coordinador general, y tras 15 años vivió nuevamente la experiencia, ahora como coordinador de basquetbol; resaltó que a pesar de las incongruencias que se pudieron suscitar, “las comunidades se hermanaron cada día más”, tal como deben ser los municipales, pues estos juegos “son de hermandad, de alegría, de fiesta, de feria para el municipio de Coyuca de Benítez, no solamente para Espinalillo”.

Consideró que los juegos sirvieron para el reencontrarse con viejas amistades y con jóvenes que van destacando en cada uno de los deportes. “Esto nos ha dejado satisfechos como organizadores porque al margen de lo bueno y malo que hubo nos sentimos satisfechos de organizar este campeonato”, evaluó.

A nivel deportivo, aseguró que vio a muchos jóvenes talentos en las diferentes categorías al grado de hacer conjeturas sobre las futuras promesas que habrá en primera fuerza, en tanto, equipos que tradicionalmente están en las finales, como Coyuca y Espinalillo, se mantuvieron, aunque este año quedarán marcados por la caída de La Barra, el equipo más grande de todos los tiempos, pero “eso es lo bonito de este deporte, que a veces estás en la cúspide, otras en medio y abajo, a todos nos ha tocado estar en esos tres lugares”.

“Me da gusto que en las diversas categorías hayan llegado poblados a las finales, que no habían llegado anteriormente. Sabemos que pudo ser mejor, por eso nos quedaron ganas de organizar otra vez los municipales, gran parte del esfuerzo se concentró en tener estas bonitas instalaciones, pudiera pensar si llegamos a tener la sede de los municipales en un corto plazo tendríamos que enfocar más las pilas a mejorar lo relativo al fútbol y dejar las canchas en óptimas condiciones”, agregó.

Resaltó que en Espinalillo 2016 el volibol fue rescatado, y las finales se jugaron en la cancha de basquetbol con duela del Polideportivo, tal como lo solicitaron los voleibolistas para dar la importancia que amerita este deporte.